Una Gran Batalla

HAY UNA BATALLA PODEROSA librándose por el control de nuestra mente.

Efesios 6:12

El cielo y la tierra se cruzan en nuestra mente, ambas esferas influyen en nuestra vida y en nuestra forma de pensar. Recordemos que Dios nos creó con la capacidad de experimentar por adelantado el cielo aquí en la tierra. Al aislarnos del mundo y concentrarnos en la presencia de Dios, podemos disfrutar estar sentados con El en el Reino Celestial, este es un privilegio increíble reservado para los que pertenecemos a Él y le buscamos, es allí cuando nos podemos dar cuenta que nuestra mayor fortaleza es el deseo de pasar tiempo de comunión con Nuestro Señor, cuando logramos conectarnos a Él su Santo Espíritu llena nuestras mentes con vida y paz.

Pero al mismo tiempo el mundo ejerce una inminente presión sobre nuestros pensamientos, los medios de comunicación nos bombardean con codicia, lujuria y cinismo; Es allí, cuando nos enfrentamos a estas cosas, que tenemos que doblar nuestras rodillas y orar por la protección y el discernimiento apropiado, tenemos que mantener una comunicación continua con Dios; tratar simplemente de negar estas influencias puede pesarnos mucho y bloquear nuestra conciencia, tenemos que mantenernos siempre alertas, reconociendo la batalla que se libra contra nuestra mente. Acerquémonos a Dios y disfrutemos de una eternidad libre de luchas, reservada para nosotros en los cielos.

Efesios 2: 6 y juntamente con Él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar con Él, en lugares celestiales en Cristo Jesús;

Salmos 27: 8  Tú has dicho: Buscad mi rostro. Mi corazón dice de ti: Tu rostro buscaré, oh Jehová.

Romanos 8: 6 Porque la mente carnal es muerte, pero la mente espiritual, vida y paz:

1 Juan 2: 15-17  No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y su concupiscencia; pero el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre.

Un pensamiento en “Una Gran Batalla

  1. AMADILIA says:

    AMEN, ASI KE A CONTINUAR EN ESTA CARRERA DE LA VIDA PERO SIN DESVIARNOS DEL CAMINO KE ES CRISTO Y NUNCA PERDER NUESTRA VISION PARA CUMPLIR NUESTRA MISION Y ASI ELPROPOSITO PARA EL CUAL DIOS NOS CREO.

Deja tu comentario

%d bloggers like this: