Pregunta De La Semana

¿Cómo puedo conocer la voluntad de Dios para mi vida?

Saludos a ti amado, mi oración es que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. Gracias por sus comentarios a la Pregunta de la Semana, esto es para nosotros, edificación, para que fortaleciéndonos unos a otros podamos salir a la Naciones en el nombre de Jesús y predicar de su salvación, misericordia, paz y amor les sean multiplicado.

Respuesta:

Hay dos claves para conocer la voluntad de Dios en una situación dada

  1. Asegurarnos que lo que estamos  pidiendo o considerando hacer, no sea algo que la Biblia prohíbe.
  2. Asegurarnos que lo que estamos pidiendo o considerando hacer, va a glorificar a Dios, y va a ayudarlo a usted a crecer espiritualmente.

Si estas dos cosas son ciertas, y Dios todavía no nos ha dado lo que le estamos pidiendo – entonces es probable que no sea la voluntad de Dios que nosotros obtengamos lo que estamos pidiendo. O tal vez, nosotros simplemente necesitamos esperar un poco más de tiempo para recibirlo. Algunas veces, conocer la voluntad de Dios es difícil y hasta nos parece ilógico (como nos lo comentaba Wendy Hunt – Facebook). La gente quiere que Dios básicamente les diga qué hacer – dónde trabajar, dónde vivir, con quién casarse, etc. Romanos 12:2 nos dice, “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” (Gracias por la referencia de Juan Carlos Santos en su comentario de Facebook).

Dios raramente da a la gente esa información directa y específica. Dios nos permite hacer decisiones referentes a aquellas cosas. La única decisión que Dios no quiere que nosotros hagamos es pecar o resistirse a Su voluntad. Dios quiere que tomemos decisiones que estén de acuerdo con Su voluntad. De manera que, ¿Cómo saber cuál es la voluntad de Dios para nosotros? Si nosotros estamos caminando cerca del Señor, y deseando de verdadera Su voluntad para nuestras vida – Dios va a colocar Sus propios deseos en nuestro corazón, (y como Sandy De León comento “…así podremos escuchar su voz antes de actuar o tomar una decisión). La clave es desear la voluntad de Dios, no la nuestra propia. “Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón” (Salmos 37:4).

En conclusión, si La Biblia no nos habla en contra de nuestras peticiones, y si éstas genuinamente pueden beneficiarnos espiritualmente – entonces la Biblia nos da “permiso” para tomar decisiones y seguir nuestro corazón. (O como Vilma Armas comento “Obedezcamos su palabra y seamos fieles en todo”)

Que el Señor los bendiga y la paz se contigo, saludos a todos y no olvides que eres un comisionado.

Testigo de Jesucristo… Hasta lo ÚLTIMO DE LA TIERRA.