Libros Cristianos

“Teología de la prosperidad es veneno mortal”, Marcos Vidal

En el capítulo 11 Vidal destaca: Porque este tema de la prosperidad, tal y como se predica hoy, por más que lo busco, no lo veo en el evangelio y me parece un terrible despropósito que lleva a gran confusión y desvía la atención de lo esencial. Más que eso, me parece veneno mortal.

Teología-de-la-prosperidad-es-veneno-mortal-Marcos-Vidal-comisionadosEn un artículo publicado en el sitio web Mi Mejor Alabanza se resalta que Marcos Vidal en su libro “Con Permiso”, cuestiona la teología de la prosperidad que se ha proliferado en muchas iglesias.

En dicha obra Vidal le dedica un capítulo para hablar de la teología de la prosperidad del cual él asegura que no es el evangelio de Jesucristo por lo que lo llama “veneno mortal”.

En el capítulo 11 Vidal destaca: Porque este tema de la prosperidad, tal y como se predica hoy, por más que lo busco, no lo veo en el evangelio y me parece un terrible despropósito que lleva a gran confusión y desvía la atención de lo esencial.

Más que eso, me parece veneno mortal.

Me aturde mucho constatar cómo en el mundo occidental y cada vez más en muchos otros países, se ha ido abriendo hueco un mensaje claramente orientado hacia lo material, lo perecedero, «lo que hoy es y mañana no es...

Vidal, dice que los predicadores de la prosperidad se valen de un texto bíblico para promover esta teología: “3 Juan 1.2, una simple y educada salutación de carta en la que Juan dice: «Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma», se predica y proclama la importancia de un modelo de vida cristiana próspera en lo material, totalmente fuera de enfoque”.

Al final Vidal dice que “entre otras cosas, y por poner un simple ejemplo de tantos que podríamos poner, Jesús dijo: «No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón» (Mateo 6.19–21). Siendo estas palabras tan claras y viniendo de la boca del mismo Jesús ¿cómo es posible que eso que llaman «evangelio de la prosperidad» haya generado tanto debate entre los cristianos? ¿Cómo es que perdemos un solo minuto con el tema?”.

Fuente:  Mi Mejor Alabanza

Cómo Leer La Biblia en un Año

El leer la Biblia, el manual de instrucciones de Dios, es el mejor enfoque para llegar a entender el propósito de Dios para tu vida.

Esfuérzate para poder presentarte delante de Dios y recibir su aprobación. Sé un buen obrero, alguien que no tiene de qué avergonzarse y que explica correctamente la palabra de verdad. (2 Timoteo 2:15)

Hay varias maneras de leer la Biblia en un año. Algunas opciones son el leerla de principio a fin, desde un punto de vista histórico, en orden cronológico, o leyendo pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento alternadamente. Escoge el método que más te guste o sea más conveniente. Recuerda que es un libro bastante extenso por lo que te recomiendo que vayas poco a poco. Si te das cuenta de que estas perdiendo la concentración o el contenido te confunde, te aconsejo que siga las siguientes reglas:

Lee la Biblia pensando en el Autor

La Biblia es la vía principal a través de la cual el Espíritu Santo se comunica con nosotros. Si deseas escuchar a Dios, lee, estudia, memoriza y medita en Su Palabra. Si te confundes mientras estás leyendo, recuerda que tienes acceso directo al Autor. Pídele que te ayude a entender con claridad lo que estás leyendo. “Pero fue a nosotros a quienes Dios reveló esas cosas por medio de su Espíritu. Pues su Espíritu investiga todo a fondo y nos muestra los secretos profundos de Dios.” (1 Corintios 2:10)

Lee la Biblia pensando en el Personaje Principal

“El Espíritu Santo les dirá lo que es la verdad y los guiará. Él les hará saber todo acerca de mí, y así me honrará.” (Juan 16:13,14) El Nuevo Testamento es la historia y las enseñanzas de Jesús y la Iglesia que Él fundó. (Mateo 16:18) En Juan 1:45 dice lo siguiente: “Hemos encontrado a aquel de quien Moisés escribió en la Biblia, y del que también hablan los profetas. Es Jesús de Nazaret, el hijo de José.” En el Antiguo Testamento, Jesús también es el personaje principal. Al leer con esto en mente, muchas de las partes que pudiesen parecer misteriosas, se pueden entender más claramente.

Lee la Biblia pensando en el Cambio

La Biblia es personal. No es un libro con datos e historia. Santiago, compara el leer la Biblia y no hacer un cambio en sí mismo, con una persona tonta que se mira en un espejo, ve que está desarreglado, pero no intenta arreglarse: “¡Obedezcan el mensaje de Dios! Si lo escuchan, pero no lo obedecen, se engañan a ustedes mismos y les pasará lo mismo que a quien se mira en un espejo: tan pronto como se va, se olvida de cómo era.” (Santiago 1:24) La Palabra de Dios tiene el propósito de persuadirte sobre la veracidad de Su poder, Su gloria, y Su amor. La misma fue escrita para darte esperanza y hacerte santo. “Hazlos santos con tu verdad; enséñales tu palabra, la cual es la verdad.” (Juan 17:17) Más que nada, Dios quiere que nos parezcamos a Jesús: “Pues Dios conoció a los suyos de antemano y los eligió para que llegaran a ser como su Hijo…” (Romanos 8:29)

 


 

Cinco maneras de leer toda la Biblia.

1. Coloque un marcador en tres lugares de la Biblia: Génesis, Job y Mateo. Leyendo un capitulo por día de cada uno de esas secciones, usted leerá una vez el Antiguo Testamento y dos veces el Nuevo en unos 18 meses.

2. Lea un capitulo de la Biblia por día, y habrá leído toda la Biblia en 3 años y 3 meses.

3. Lea 3 capítulos de la Biblia de lunes a sábado y 5 capítulos los domingos, y habrá completado la lectura de la Biblia en menos de un año.

4. En enero y febrero lea desde Génesis a Deuteronomio. En Marzo y Abril lea todo el Nuevo Testamento. En Mayo y Junio, lea de Josué hasta Ester. En Julio y agosto, desde Job hasta Cantares. En septiembre y octubre, lea otra vez todo el nuevo testamento. En noviembre y diciembre, desde Isaías hasta Malaquías.

5. El plan de lecturas bíblicas semanales que se halla a continuacion, le dirá como leer en un año todo el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento,

 

PLAN DE LECTURA BÍBLICA DE 52 SEMANAS
Leer toda la Biblia en un año, siguiendo el orden de los libros.
Leer-Biblia-52-semanas-comisionados

 

Oremos juntos: Padre, muéstrame por qué es importante leer Tu palabra, abre en mi tu entendimiento y lléname de sabiduría en el nombre de Cristo Jesús, Amen.

 

Integridad Sexual

Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar. 1 Pedro 5:8.

Hoy en día el divorcio está de moda aun dentro de las iglesias cristianas, es triste ver como familias enterezas son destruidas a causa del divorcio, la juventud por lo tanto no creen en el matrimonio y menos en la promesa de estar juntos hasta que la muerte nos separe, en la enfermedad o en la pobreza, pero que de cuando están sanos o cuando hay prosperidad económica. Lamentablemente miles de hogares se destruyen por diferentes razonas pero hoy quiero hablar de una en especial la cual es  Integridad Sexual.

Que es la Integridad Sexual:

Significa vivir apegados de forma consistente a las normas morales más elevadas. Es la decisión de proteger la Mente voluntad y emociones de la impureza sexual.Proverbios 10:9.

La batalla sobre sexualidad no es solo de los hombres también las mujeres luchas con este problema, a menudo se dice y piensa que los hombres no pueden ver una mujer desnuda porque cae en el adulterio… Hello!  Tengo noticias para esas personas las mujeres también lucha con esa batalla. Así como el hombre se vuelve más vulnerable a tener una aventura sexual si su esposa rara vez responde a sus necesidades físicas, la mujer se vuelve mucho más vulnerable a una aventura cuando se desatienden sus necesidades emocionales una y otra vez. Cuando una mujer cae en una aventura sexual la mayoría de veces comienza por las emociones, debido a que sus necesidades emocionales, su corazón pide a gritos que alguien satisfaga los deseos más profundos de que la amen, la necesidad que la valoren y le aprecien, así como para el hombre sus necesidades físicas son de vital importancia, para la mujer sus necesidades emociónales ocupan ese lugar.

Recuerdo hace unos años atrás una amiga mía ella trabaja como enfermera, y ella me conto como ella se vio tentada a caer en el adulterio, ella tenía un matrimonio feliz un esposo trabajador y unos hijos maravillosos, pero había un problema ella era Cristiana y el no compartía sus creencias, cuando se casaron lo hicieron solamente por el civil, para evitar conflictos entre ellos y familiares, luego de unos año de casados ella comenzó un turno muy temprano de 6 de la mañana ella llegaba cansada de trabajar preparaba la cena y se dedicaba a su familia, por otro lado su esposo salía a trabajar y a veces se quedaba tomando con sus amigos hasta emborracharse, al cabo de unos meses contrataron a un nuevo enfermero en el hospital, un muchacho joven y rápidamente ella se sintió atraída por él, al pasar 2 semanas este joven se presentó una mañana, muy amigable y le ofreció una manzana diciendo “-por si no tuviste tiempo de desayunar”, ella por supuesto no había desayunado, y la recibió impresionada por tan delicado detalle, así cada mañana empezó a llevarle una manzana cada mañana y el muchacho empezó su coqueteo, cada semana la sorprendía con algo diferente, llego el día de las madres y ella salió temprano le dejo desayuno a su esposo le dio de comer a la nena y la llevo a la escuela y allí estaba el joven que le llevaba todos los día una manzana esperando con una flor y un globo que decía “Happy Mothers Day”, ella no resistió más y las lágrimas rodaron por sus mejillas y el joven le dijo perdón no quise hacerte llorar que pasa y ella le respondió no te preocupes es solo que mi esposo no recordó que día es hoy. Bueno al final gracia a DIOS mi amiga termino por comprender que estaba a punto de cometer adulterio y fallarle a DIOS como a su esposo y su hija así que decidió cambiar su turno o renunciar para no seguir teniendo ningún rose con este joven ella dejo de decirle la manzana, y corto toda comunicación; sin embargo ella no dejaba de pensar en él, aun en la intimidad con su esposo, y siempre en su mente comparaba las cualidades de ese joven por los defectos de su esposo.

 

EN CONCLUSION:

Aunque ella no tuvo relaciones extramatrimoniales con el joven y tampoco cometió adulterio, pero fallo su integridad sexual.

LA INGENUIDAD NO ES UNA VIRTUD. Nosotras las mujeres no tenemos que ser tan ingenuas como para creer que solo porque mi amiga no haya tenido relaciones sexuales con ese joven que la atraía, sus acciones no pusieron en peligro su Integridad Sexual, y hombres tampoco es sabio pensar que lo que le paso a ese matrimonio o a cualquier otro nunca nos pasara a nosotros.

El apóstol Pablo lo describe así: Por tanto, si alguien piensa que está firme, tenga cuidado de no caer. 1 Corintios 10:12

 

Front CoverLectura Recomendada:
“La Batalla de Cada Mujer Joven: Protege Tu Mente, Tu Corazon y Tu Cuerpo en un Mudo Saturado de Sexualidad”
Autor:
Shannon Ethridge, Stephen Arterburn

Una Oración Sencilla

Cuando los discípulos le pidieron a Jesús que los enseñara a orar, él les dio una oración. No un sermón sobre la oración. No la doctrina de la oración. Él les dio una oración citable, repetible, manejable (Lucas 11:1-4)

¿Puedes usar tú la misma?

A mí me parece que es posible resumir las oraciones de la Biblia en una. El resultado es una oración de bolsillo, sencilla y fácil de recordar:

Padre,
   Tú eres bueno.
      Necesito ayuda, Sáname y perdóname.
           Ellos necesitan ayuda.
              Gracias.
                 En el nombre de Jesús, amén.

Permite que esta oración marque el paso durante tu día. Al comenzar tu mañana: Padre, tú eres bueno. De camino al trabajo o mientras transitas por los pasillos del colegio: necesito tú ayuda. Mientras esperas en la fila del supermercado: ellos necesitan ayuda. Mantén esta oración en tu bolsillo según transcurre el día.

La oración, para la mayoría de nosotros, no se trata de un retiro de un mes, ni siquiera de una hora de meditación. La oración es una conversación con Dios mientras manejas al trabajo o esperas tu turno en una cita, o antes de interactuar con un cliente. La oración puede ser la voz interna que dirige la acción externa.

Algo sí es seguro: Dios te enseñará a orar. No pienses ni por un minuto que él te mira desde la distancia, con los brazos cruzados y el ceño fruncido, esperando a que corrijas tu vida de oración. Lo cierto es justo lo opuesto “Yo estoy a la puerta, y llamo; si oyes mi voz y me abres, entraré en tu casa y cenaré contigo” (Apocalipsis 3:20)

Jesús espera en el poche. Se para en el umbral. Y toca… y llama. Él espera a que tú le abras la puerta. Orar significa abrirla. La oración representa la mano de fe en la perilla de la puerta de tu corazón. Es el tirón dispuesto. La alegre bienvenida a Jesús “Adelante, Rey. Adelante, entra”

CONCLUSION:

Usa este momento para sincerar ante Dios en cuanto a cómo está hoy tu vida de oración y donde quieres que este. He aquí algunos pensamientos que pueden ayudarte a comenzar:

Padre: Tú eres un Padre que desea hablar con su hijo.

Tú Eres bueno: Tu Hijo nos dio el ejemplo perfecto sobre cómo orar.

Necesito ayuda: Quiero orar como Jesús lo hacía, ¿Me ayudarías a orar más como Él? Te ruego, por favor, que deseches cualquier cosa que me aleje de la oración, dudas, distracción, e ajetreo de la vida… (Cuéntale a Dios lo que te aleja)

Ellos necesitan ayuda: Señor, también te presento a mis seres amados y su vida de oración. (Preséntalos a Dios usando sus nombres)

Gracias: Gracias por enseñarnos como orar y ser un Dios personal que quiere escucharnos y hablarnos.

En el nombre de Jesús, amen.

COMPARTE CON NOSOTROS TUS COMENTARIOS.

 

Front Cover Fuente: Tomado del libro “Antes del Amén” de Max Lucado

 

En El Nombre de JESUS, Amén

ESO te atribula, te fatiga, te avergüenza, ESO es la enfermedad que no puedes sanar, el trabajo que no puedes soportar, el matrimonio que no puedes reparar, el coraje que no puedes controlar.

ESO duele.

ESO amenaza la vida. Tres letras mayúsculas, altas y desafiantes. ¡ESO! Marchan como Frankenstein. Cada paso es un golpe seco. Cada golpe seco es un terremoto. Pum, Pum, Pum. ¡ESO! ¡ESO! ¡ESO!

“¡Ten cuidado! ¡Ahí viene ESO!”

“¡No soporto mas ESO!”

ESO eclipsa e intimida a todos… a todos, excepto a la gente que le lleva ESO a Jesús. Gente como el soldado romano.

Él era un centurión. Tenía una autoridad incuestionable sobre sus hombres. Sin embargo, había algo especial en este oficial en particular. Amaba a su criado. “Señor, mi criado está postrado en casa, paralitico, gravemente atormentado. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré” (Mateo 8:6-7)

La oración del soldado no tenía adornos. El simplemente estableció un hecho “Mi Criado esta postrado en casa y paralitico, gravemente atormentado”.

Eso fue suficiente para mover a Jesús a la acción. Pero el oficial lo detuvo, “Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra y mi criado sanará. Porque también yo soy un hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados, y digo a este: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace” (Mateo 8:8-9)

El centurión entendía la dinámica de la autoridad. Él era un hombre bajo autoridad y un hombre con autoridad. Sus superiores le daban órdenes, y él las obedecía. Él daba órdenes, y sus soldados obedecían. Ellos no cuestionaban sus decisiones. El ejército romano respetaba la cadena de mando. El centurión reconocía la autoridad cuando la veía. Y el reconoció la autoridad máxima en Jesucristo.

“Solamente di la palabra, y mi criado sanará”.

Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe… Ve, y como creíste, se te ahecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora. (Mateo 8:8-13)

Jesús tiene una autoridad incuestionable. “Él sostiene todo con el gran poder de su palabra” (Hebreos 1:3) “Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre” (Filipenses 2:9)

La confianza del centurión en Jesús era muy profunda. El Señor podía lidiar con una petición a larga distancia. Solo una palabra suya era suficiente. Jesús estaba asombrado. ¡Finalmente alguien entiende  mi autoridad!, implica su respuesta.

¿La entendemos nosotros?

Así como lo entendió el centurión, grábalo en tu memoria: ESO no tendrá la ultima palabra. La tendrá Jesús.

Dios levantó a Cristo de los muertos y lo sentó en el lugar de honor, a la derecha de Dios, en los lugares celestiales. Ahora Cristo está muy por encima de todo, sean gobernantes o autoridades o poderes o dominios o cualquier otra cosa, no en este mundo sino también en el mundo que vendrá. Dios ha puesto todo bajo la autoridad de Cristo, a quien hizo cabeza de todas las cosas para beneficio de la iglesia. (Efesios 1:20-22)

 

La frase “En el nombre de Jesús” no es un eslogan vacío, ni un amuleto. Se trata de una declaración de la verdad. Mi cáncer no está al mando; Jesús lo está. La economía no lleva la batuta; la lleva Jesús. El vecino gruñón no gobierna al mundo; ¡Jesús, tú lo haces! Tú Jesús, eres Entrenador, Director Ejecutivo, Presidente, Rey Gobernante Soberano, Monarca Absoluto, Barón Supremo y Santo, Zar, Señor Feudal y Rajá de toda la historia.

Simplemente di la palabra, Jesús…

Front Cover Fuente: Tomado del libro “Antes del Amén” de Max Lucado