La Biblia

Cómo Leer La Biblia en un Año

El leer la Biblia, el manual de instrucciones de Dios, es el mejor enfoque para llegar a entender el propósito de Dios para tu vida.

Esfuérzate para poder presentarte delante de Dios y recibir su aprobación. Sé un buen obrero, alguien que no tiene de qué avergonzarse y que explica correctamente la palabra de verdad. (2 Timoteo 2:15)

Hay varias maneras de leer la Biblia en un año. Algunas opciones son el leerla de principio a fin, desde un punto de vista histórico, en orden cronológico, o leyendo pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento alternadamente. Escoge el método que más te guste o sea más conveniente. Recuerda que es un libro bastante extenso por lo que te recomiendo que vayas poco a poco. Si te das cuenta de que estas perdiendo la concentración o el contenido te confunde, te aconsejo que siga las siguientes reglas:

Lee la Biblia pensando en el Autor

La Biblia es la vía principal a través de la cual el Espíritu Santo se comunica con nosotros. Si deseas escuchar a Dios, lee, estudia, memoriza y medita en Su Palabra. Si te confundes mientras estás leyendo, recuerda que tienes acceso directo al Autor. Pídele que te ayude a entender con claridad lo que estás leyendo. “Pero fue a nosotros a quienes Dios reveló esas cosas por medio de su Espíritu. Pues su Espíritu investiga todo a fondo y nos muestra los secretos profundos de Dios.” (1 Corintios 2:10)

Lee la Biblia pensando en el Personaje Principal

“El Espíritu Santo les dirá lo que es la verdad y los guiará. Él les hará saber todo acerca de mí, y así me honrará.” (Juan 16:13,14) El Nuevo Testamento es la historia y las enseñanzas de Jesús y la Iglesia que Él fundó. (Mateo 16:18) En Juan 1:45 dice lo siguiente: “Hemos encontrado a aquel de quien Moisés escribió en la Biblia, y del que también hablan los profetas. Es Jesús de Nazaret, el hijo de José.” En el Antiguo Testamento, Jesús también es el personaje principal. Al leer con esto en mente, muchas de las partes que pudiesen parecer misteriosas, se pueden entender más claramente.

Lee la Biblia pensando en el Cambio

La Biblia es personal. No es un libro con datos e historia. Santiago, compara el leer la Biblia y no hacer un cambio en sí mismo, con una persona tonta que se mira en un espejo, ve que está desarreglado, pero no intenta arreglarse: “¡Obedezcan el mensaje de Dios! Si lo escuchan, pero no lo obedecen, se engañan a ustedes mismos y les pasará lo mismo que a quien se mira en un espejo: tan pronto como se va, se olvida de cómo era.” (Santiago 1:24) La Palabra de Dios tiene el propósito de persuadirte sobre la veracidad de Su poder, Su gloria, y Su amor. La misma fue escrita para darte esperanza y hacerte santo. “Hazlos santos con tu verdad; enséñales tu palabra, la cual es la verdad.” (Juan 17:17) Más que nada, Dios quiere que nos parezcamos a Jesús: “Pues Dios conoció a los suyos de antemano y los eligió para que llegaran a ser como su Hijo…” (Romanos 8:29)

 


 

Cinco maneras de leer toda la Biblia.

1. Coloque un marcador en tres lugares de la Biblia: Génesis, Job y Mateo. Leyendo un capitulo por día de cada uno de esas secciones, usted leerá una vez el Antiguo Testamento y dos veces el Nuevo en unos 18 meses.

2. Lea un capitulo de la Biblia por día, y habrá leído toda la Biblia en 3 años y 3 meses.

3. Lea 3 capítulos de la Biblia de lunes a sábado y 5 capítulos los domingos, y habrá completado la lectura de la Biblia en menos de un año.

4. En enero y febrero lea desde Génesis a Deuteronomio. En Marzo y Abril lea todo el Nuevo Testamento. En Mayo y Junio, lea de Josué hasta Ester. En Julio y agosto, desde Job hasta Cantares. En septiembre y octubre, lea otra vez todo el nuevo testamento. En noviembre y diciembre, desde Isaías hasta Malaquías.

5. El plan de lecturas bíblicas semanales que se halla a continuacion, le dirá como leer en un año todo el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento,

 

PLAN DE LECTURA BÍBLICA DE 52 SEMANAS
Leer toda la Biblia en un año, siguiendo el orden de los libros.
Leer-Biblia-52-semanas-comisionados

 

Oremos juntos: Padre, muéstrame por qué es importante leer Tu palabra, abre en mi tu entendimiento y lléname de sabiduría en el nombre de Cristo Jesús, Amen.