¡Bienvenido a la Familia de Dios!

Cuando hizo la oración recibiendo a Cristo como su Salvador, usted se convirtió en un miembro de la familia de Dios. Ahora, Dios le llama Su hijo. La Biblia nos dice que los ángeles en el cielo se regocijan cada vez que alguien acepta a Cristo y nuestros nombres están escritos en el cielo. (Lucas 10:20)

La Biblia, en Efesios 2:8 y 9 dice: “Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo.” Es también la promesa de una relación eterna con Dios. Esta relación crece a medida que aprendemos más sobre la naturaleza de Dios y Su carácter. Dios se revela a nosotros a través de la Biblia, y nosotros podemos hablar con Él a través de la oración.

Queremos ayudarle a crecer en su relación con Dios. Por favor, haga clic en el enlace más abajo para comenzar a conocer más acerca de nuestro Padre celestial, el Espíritu Santo, la oración y cómo estudiar la Biblia.

Busca a Jesus!